• 25 septiembre, 2021

Mercedes-Benz presenta su enorme pantalla «Hyperscreen» de 56 pulgadas para la próxima generación de automóviles

Las pantallas táctiles de los vehículos se han vuelto más grandes a lo largo de los años, y algunos fabricantes de automóviles suponen que más grande es mejor; es por ello que Mercedes Benz presentó una gigantesca pantalla táctil de 56 pulgadas de columna a columna que debutará en el próximo sedán eléctrico de lujo EQS. La Hyperscreen es la pieza central del sistema de información y entretenimiento MBUX de segunda generación del fabricante de automóviles que evita los botones físicos en favor de una experiencia completamente digital (y controlada por voz).

Sin duda, la Hyperscreen no es una pantalla, sino varias pantallas incrustadas en una pieza sólida de vidrio curvo que se extiende por todo el tablero. Según las primeras imágenes, parece haber al menos tres pantallas integradas en la pantalla: un grupo de instrumentos detrás de la columna de dirección, una pantalla central de información y entretenimiento y una pantalla adicional frente al pasajero delantero.

La Hyperscreen aparecerá por primera vez en el EQS, un sedán eléctrico de lujo que Mercedes ha dicho que entrará en producción a fines de 2021. Será impulsado por MBUX, que es la abreviatura de «Mercedes-Benz User Experience». Presentado por primera vez en 2018, MBUX es uno de los sistemas de infoentretenimiento controlados por voz y creados por fabricantes de automóviles más capaces del mercado.

En esta pantalla se incluirá algo llamado «capas cero», en el que el usuario ya no tiene que desplazarse por una variedad de submenús o dar comandos de voz ya que las aplicaciones más importantes siempre están disponibles de manera situacional y contextual en el parte superior del campo de visión del conductor .

La Hyperscreen incluirá un total de 12 actuadores debajo de la superficie sensible al tacto para retroalimentación háptica. Se dice que dos revestimientos de la placa de cubierta reducen los reflejos y facilitan la limpieza. El propio vidrio curvado se compone de silicato de aluminio especialmente resistente a los arañazos y las salidas de aire analógicas están incrustadas en la superficie en cada extremo, ofreciendo una interesante combinación de lo digital y lo físico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *