Hoy fue anunciado oficialmente el nuevo Find X de Oppo en un evento en París, un Smartphone que combina una serie de ideas de diseño de moda, además de algunos trucos innovadores para adaptar a una pantalla extremadamente grande de 6.4 pulgadas en un teléfono que todavía se puede sostener con una mano. El diseño de Find X es tan eficiente en cuanto a espacio que Oppo afirma que tiene una relación de pantalla a cuerpo de 92.25 por ciento. Y lo hace sin utilizar un “notch”, pero… y las cámaras apá?

El aspecto más interesante del diseño de Find X es su sistema de cámara, que está completamente oculto cuando el teléfono está apagado o la aplicación de la cámara está cerrada. Cuando enciende el Find X y abre la aplicación de la cámara, toda la sección superior del teléfono se activa y revela una cámara frontal de 25 megapíxeles, un sistema de escaneo facial en 3D y una cámara trasera doble de 16 megapíxeles + 20 megapíxeles. Al cerrar la aplicación de la cámara, esta se esconde nuevamente gracias a los motores de ensamblaje en el chasis del teléfono. Oppo dice que la cámara se puede abrir en solo 0,5 segundos.

Esta combinación de sistema oculto de cámara y una pantalla curva es lo que permite a Oppo hacer que la pantalla llegue al borde superior del teléfono, sin necesidad de añadir una muesca o “notch” para dejar espacio a la cámara frontal. No es el primer teléfono que hace esto puesto que la semana pasada Vivo anunció el Nex sin muescas, que tiene una cámara frontal emergente, pero Oppo es único ya que está utilizando este sistema tanto para la cámara delantera como para la trasera.

Find X no tiene ningún tipo de sistema de autenticación de huellas dactilares, ya sea un panel de exploración tradicional o un sistema de pantalla inferior como el Nex. En cambio, el teléfono usa un escáner facial 3D, ubicado en el ensamblaje de la cámara emergente, para la autenticación biométrica. Enciende el teléfono, desliza hacia arriba la pantalla de bloqueo y la parte superior del teléfono se moverá automáticamente, autenticará tu rostro y desbloqueará el teléfono.

Además de su diseño único, Find X tiene todas las características que esperarías de un teléfono Android de gama alta para este 2018 pues utiliza el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, tiene 8 GB de RAM y ofrece hasta 256 GB de almacenamiento. Tiene una batería de 3.730 mAh con carga rápida por cable. El Find X es un teléfono dual SIM que también es compatible a nivel mundial.

Para el software, el Find X está ejecutando Android 8.1 Oreo con las personalizaciones de Oppo’s Color OS. Color OS toma muchas ideas de iOS y el giro de Samsung en Android, lo que lo convierte en una combinación interesante.

La compatibilidad global de LTE es importante porque Oppo dice que este será su primer teléfono vendido en Norteamérica y Europa. Antes de esto, los teléfonos Oppo se limitaban a China, India, Filipinas y algunos otros países asiáticos. Se espera que Oppo anuncie pronto precios específicos y la información del operador para América del Norte y Europa, y actualizaremos este artículo cuando esté disponible.

Dejar una respuesta