A partir de mañana 11 de abril los de Redmond dejarán de dar soporte oficial a Windows Vista, quedando desprotegidos los equipos que aún lo estén utilizando.

La única opción que da Microsoft es dar el salto a Windows 10, la versión más reciente y las que cuenta con un soporte más extendido (hasta octubre de 2025).

Si estás en ese caso, tienes dos opciones: o compras una computadora que ya traiga instalada de fábrica Windows 10, o actualizas tu sistema (suponiendo que cumpla los requisitos mínimos). En el primer caso, recuerda que Microsoft tiene una herramienta que permite mover todos tus archivos del PC viejo al PC nuevo.

Antes de “desprenderse” oficialmente de Vista, ya hubieron programas y servicios que empezaron a abandonar este antiguo sistema operativo y otros como Windows XP. Es el caso de Gmail, que a principios de año anunció que dejaría de ser operativo en todos los ordenadores con una versión antigua de Windows que utilicen el navegador Chrome.

Dejar una respuesta