Varias compañías ha decidido prohibir el transporte de este aparato en sus vuelos tras varios casos de combustión espontánea. Las baterías de estos cacharros han terminado ardiendo en varias ocasiones sin razón aparente, lo que ha provocado que en estos últimos días Alaska Airlines, British Airways, JetBlue, Virgin America, American Airlines, Delta y United hayan anunciado que no aceptarán estos monopatines a bordo. Y no nos extrañaría que el número de compañías creciera próximamente.

Por su parte, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU (CPSC en sus siglas en inglés) está tratando de llegar al fondo de los misteriosos casos registrados. En uno de los incidentes, el hoverboard explotó mientras se estaba cargando en una casa en Nueva York, algo parecido a lo que pasó en Lousiana -donde se llevó una casa entera por delante, que se dice pronto. En el vídeo que tienes a continuación puedes ver como otro equipo sale ardiendo en un centro comercial.

Dejar una respuesta