Por Ricardo Cotta.

El año pasado, Mobvoi, una compañía china de asistente de voz, trajo su reloj inteligente Ticwatch 2 a Kickstarter  por un precio inicial de $99 USD el reloj era un buen negocio, pero la idea principal era que funcionaba con la propia versión de Mobvoi de Android, y el asistente de voz de Mobvoi. Ahora llegan dos nuevas versiones de este modelo y se trata de Ticwatch S y Ticwatch E, ambos disponibles en la plataforma de Kickstarter.

La única diferencia técnica real entre S y E es la ubicación de la antena GPS: el modelo más caro S «Sport» tiene la antena integrada en la banda del reloj para un mejor seguimiento, mientras que el modelo E «Express» tiene correas reemplazables tradicionales y GPS Construido en el cuerpo del reloj.

Los materiales del Ticwatch S se ven y se sienten un poco más premium que el modelo E más barato, pero me gusta lo mínimo que es la versión E. No es tratar de ocultar el hecho de que es un smartwatch. El modelo S es también un poco más pesado, con 45 gramos, frente a los E de 41 gramos.


Por lo que vemos, Ticwatch va para ambos mercados portando casi todo su software Android a Android Wear. Por ejemplo, se puede utilizar el software Tic Fit de Mobvoi si lo prefiere a Google Fit por alguna razón, y el reproductor de música de Mobvoi puede reproducir música sin conexión después de transferirla desde su teléfono iOS o Android a través de Bluetooth. Pero a pesar de las adiciones, el reloj es totalmente compatible con Google Play y Android Wear 2.0.

 

Los relojes tienen una pantalla OLED de 1,4 pulgadas con 287 ppi, Bluetooth 4.1 (incluyendo Bluetooth Low Energy), 802.11n Wi-Fi, GPS, sensores de ritmo cardíaco y una batería de 300mAh. Están clasificados con la certificación IP67, por lo que no son ideales para nadar.

Por supuesto, ahora que Ticwatch está ejecutando Android Wear, el diferencial más grande es el precio: el Ticwatch E comienza en $ 99 USD y llega hasta los $159 al por menor. El Ticwatch S comienza en $ 119 USD y llegará a costar hasta los $199 USD cuando termine su campaña de financiamiento.

Vía The Verge.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here