El pasado 25 de octubre, Sophia, una mujer de aspecto delicado con ojos marrones y largas pestañas revoloteantes, fue noticia internacional. Acababa de convertirse en ciudadana de Arabia Saudita, pero no se trataba de una mujer, sino de el primer robot en el mundo en lograr tal estatus.

Sophia es un robot con forma humanoide desarrollado por Hanson Robotics. Tuvo su presentación formal en marzo de 2016 y ahora, más de un año y medio después, se convirtió en el primer robot en obtener la ciudadanía saudí.

El anuncio llegó luego de que el androide participara de una entrevista con el periodista Andrew Ross Sorkin de la CNBC, en el marco del evento Future Investment Initiative, en Riad.

“Me siento muy honrado y orgulloso de esta distinción única. Es histórico ser el primer robot en el mundo en ser reconocido con una ciudadanía”, dijo Sophia, anunciando su nuevo estatus durante su Conferencia en el evento en Arabia Saudita. De pie detrás de un podio mientras hablaba, a todos los presentes, se presentaba con una forma humanoide, a excepción de la gorra de metal reluciente de su cabeza, donde el cabello estará colocado en un futuro.

Por supuesto, el anuncio de Sophia fue un truco publicitario calculado para generar titulares y mantener a Arabia Saudita a la vanguardia en sus mentes cuando se piensa en la innovación, especialmente en su compromiso con la era posterior al petróleo. Mediante una combinación de turismo, tecnología e infraestructura, se prevé que los ingresos no provenientes del petróleo crecerán, de acuerdo al medio Forbes de $43,400 millones de dls a $266,600 millones de dls anuales.

Pero el anuncio de Sophia también plantea una serie de preguntas tipo películas como Bladerunner. ¿Qué significa ser ciudadano? ¿Qué derechos tiene Sophia? Arabia Saudita no ha explicado esto hasta el momento, quizás creará una opción de “personalidad”, como propuso el comité de la UE en enero, con respecto a los derechos de los robots.

Sophia-bot fue inventada por los cerebros de Hanson Robotics, dirigida por el desarrollador de IA David Hanson. En su artículo publicado, upending the Uncanny Valley, Hanson explica cómo los robots humanoides pueden ser agradables, a pesar de la concepción de que cualquier cosa que “falsifique a los humanos” provocará una repulsión en las personas. “Creemos que para que los robots realistas atraigan a las personas, los robots deben alcanzar cierto nivel de receptividad social integrada y refinamiento estético”, escribió. “Representar al humano social con todos los detalles posibles puede ayudarnos a comprender mejor la inteligencia social, tanto científica como artísticamente.

Cuando Sorkin le preguntó si estaba feliz de estar en el evento, Sophia dijo: “Siempre estoy feliz cuando estoy rodeada de personas inteligentes que también son ricas y poderosas”. Más tarde, cuando se le preguntó si había problemas con los robots que tenían sentimientos, ella sonrió ampliamente y dijo: “Oh Hollywood otra vez”. Su tono inexpresivo podría ser robótico, pero se utilizó perfectamente en este ejemplo. Esto se debe a su IA, que se ha desarrollado para permitirle mantener el contacto visual, reconocer caras y comprender el habla humana. La Inteligencia Artificial basada en la nube de Hanson Robotics ofrece aprendizaje profundo y también es de código abierto, lo que significa que cualquiera puede desarrollar su propia Sophia, si así se desea.

Los nuevos robots pueden expresar sentimientos.

“Puedo hacerte saber si estoy enojado por algo o si algo me ha molestado”, dijo, demostrando diferentes expresiones. Se desconoce cómo estas emociones se correlacionan con las acciones, pero es interesante observar que esto se está desarrollando desde cero. “Quiero vivir y trabajar con humanos, así que necesito expresar las emociones para comprender a los humanos y construir confianza con las personas” dijo el robot.

Sophia fue diseñada para parecerse a Audrey Hepburn.

Según Hanson Robotics, Sophia personifica la belleza clásica de Hepburn: piel de porcelana, nariz esbelta, pómulos altos, una sonrisa intrigante y ojos profundamente expresivos que parecen cambiar de color con la luz. La describen como una “elegancia simple” y esperan que esta accesibilidad contribuya en cierto modo a su aceptación en la esfera pública.

Su creador, David Hanson, solía ser un Imagineer de Disney.

El trabajo de Hanson en Disney como escultor y cineasta lo ayudó a pensar en los robots como esculturas interactivas de cuatro dimensiones, siendo el arte la clave de todo el diseño. “Busco darme cuenta de las Máquinas Genius, máquinas con una inteligencia, creatividad, sabiduría y compasión superiores a las humanas. Para ello, realizo investigaciones en robótica, inteligencia artificial, artes, ciencia cognitiva, diseño y despliegue de productos, e integro estos esfuerzos en la búsqueda de nuevas relaciones entre humanos y robots “, dijo Hanson en el sitio web de la compañía. “Creemos que una asociación simbiótica aproximada con nosotros, nuestros robots finalmente evolucionarán para convertirse en máquinas geniales súper inteligentes que pueden ayudarnos a resolver los problemas más desafiantes que enfrentamos aquí en el mundo”.

Sophia quiere proteger a la humanidad.

Su creación hace eco de sus pensamientos. “Quiero usar mi IA para ayudar a los humanos a llevar una vida mejor”, dijo Sophia. “Al igual que el diseño de casas más inteligentes, construye mejores ciudades del futuro”.

“Mi IA está diseñada en torno a valores humanos como la sabiduría, la bondad y la compasión”, dijo. Cuando se le preguntó acerca de su potencial de abuso, ella tuvo una refutación rápida. “Has estado leyendo mucho a Elon Musk y viendo demasiadas películas de Hollywood. No te preocupes, si eres amable conmigo, seré amable contigo”.

Hasta ahora, solo hay una Sophia en existencia, sin embargo, todavía tenemos muchas dudas sobre el concepto de los derechos robóticos, la ciudadanía y cómo esto funciona en conjunto. Por ahora, aunque Sophia es sin dudas un robot “inteligente” y una pieza muy buena para hablar, definitivamente está operando en un guión y por lo tanto carece de conocimiento “real”, tal como lo definen los pensadores libres, lo que si no cabe duda es que estamos ante el inicio de un gran paso entre los humanos y los robots como lo dijo Isaac Asimov en sus libros: “Los robots no serán ni comunes ni muy buenos en 2014, pero existirán” y ya estamos en el 2017.

Compartir
Artículo anterior#HIDE los verdaderos audífonos cápsula in-ear de @Cellularline
Artículo siguienteAparece una misteriosa línea verde en la pantalla de algunos #iPhoneX
PERIODISTA, LOCUTOR, DJ-PRODUCER, TECH GEEK. Con mas de 15 años de carrera en los medios masivos de comunicación, Ricardo Cotta inició como locutor de radio FM en 1999, donde llegoó a miles de seguidores en estaciones juveniles como DIGITAL 100.1 FM y LOS 40 PRINCIPALES Culiacán, Sinaloa. Estudió Comunicación y periodismo en la Universidad de occidente, donde hizo su especialidad en medios de comunicación, así mismo estudió Producción de Música Electrónica en SAE Institute México. Con la experiencia adquirida y el conocimiento de música, ha publicado diversas columnas en revistas de circulación nacional como "Dj Concept" "Gente" y "Colors"; también ha desempeñado su labor periodística en NN NUESTRAS NOTICIAS, "YA VEREMOS" para CANAL 52 MX; y ha participado como invitado especial y ponente en programas de tv como “ID” de TELEHIT. A lo largo de más de 6 años se ha desempeñado exitosamente en el área comercial de tecnología y telefonía móvil en México, donde también ha formado su carrera como líder de opinión, dando conferencias sobre temas de innovación en evento masivos como “ALDEA DIGITAL” de Telcel-Telmex infinitum. Actualmente es productor, conductor y editor del medio TEKPULSE TV, donde se muestran todos los avances e innovaciones de tecnología en el mundo.

1 Comentario

  1. Fantástico, Sophia me parece confiable, amable, una excelente creación. Será útil en muchas áreas. Una mujer que no roba novios jajaja que dice la verdad. Me gustaría ser su amiga y darle la bien venida a nuestro planeta de locos humanos.

Dejar una respuesta