Por: MemoMoreno

Con emuladores incorporados, el PocketSprite puede jugar a los juegos Game Boy, Game Boy Color, Sega Master System y Game Gear, pero el dispositivo también es de código abierto, por lo que, en teoría, puedes cargar lo que quieras, suponiendo que tienes las habilidades de codificación para que funcione. Agregar ROMs al dispositivo se hace a través de un sistema inteligente: el PocketSprite crea una red Wi-Fi local, a la que se conecta con una computadora, lo que permite a los usuarios subir fácilmente juegos a sus dispositivos a través de una interfaz web.

El PocketSprite posee las siguientes especificaciones: una pantalla OLED, Bluetooth, Wi-Fi, una batería recargable y un altavoz incorporado. U procesador doble núcleo, 240 y 520 KB de RAM. Todos estos hacen que sea mucho más poderoso que el Game Boy original, con su procesador de 4.19 MHz y 16 KB de memoria.

El PocketSprite se vende en dos versiones: un modelo completamente ensamblado y un kit de bricolaje que puede ensamblar usted mismo. También se vende en un sitio de crowdfunding, lo que significa que debe tener en cuenta las advertencias habituales sobre el uso de su mejor juicio antes de respaldar. La compañía tiene la intención de enviar pedidos anticipados el 15 de abril, lo que es una buena señal de que la producción va bien o niveles peligrosos de arrogancia, pero si está interesado, el precio anticipado comienza en $ 45.

Conoce más sobre el PoketSprite en su página web oficial

Dejar una respuesta