La visión más difundida acerca de las tabletas frente a las computadoras portátiles ha sido siempre que las primeros son para el consumo y las últimas son para la creación. Tradicionalmente, las computadoras portátiles son más potentes, ofrecen mayor almacenamiento, tienen mejores teclados, corren el software más capaz, que se adaptan mejor a la multitarea … ha habido un montón de razones para elegir una de ellas en lugar de una tableta. En el mundo de Apple, de elegir algún tipo de MacBook sobre un iPad.

2015_new_macbook_gold

Las MacBooks son más poderosos, pero las iPads de hoy no se quedan atrás, incluso he hecho un poco de edición de vídeo en mi iPad Air 2 y el iPad Pro es casi dos veces más potente (y me muerdo las uñas de imaginarlo). Las MacBooks todavía ofrecen más capacidad de almacenamiento, pero eso es menos importante en un mundo de almacenamiento de documentos en la nube y streaming media. Los mejores teclados como accesorio para iPads pueden no llegar al nivel del incluido en la MacBook, pero están cerca. OS X sí ofrece software más capaz que iOS, pero hay algunos programas bastante serios en iOS estos días, tan solo basta echar una mirada a lo que vendrá de la mano de Adobe. iOS 9 hace que la multitarea una actividad comparable lado a lado con lo que puede hacer una MacBook. Y con cada lanzamiento, Apple se acerca a la paridad entre los móviles y computadoras de escritorio, ya que integra las tecnologías de ambos sistemas operativos a través de plataformas.

Así que la brecha entre los dos es mucho menor de lo que solía ser, y el iPad Pro es la causante de estrechar la brecha aún más. ¿El iPad Pro será el eslabón definitivo que defina si una tableta es tan fiable como una computadora portátil?

iPad-Pro-Stylus-iPad-Pencil

La respuesta sigue siendo: depende de lo que quieres hacer con ella, y hay algunos puntos a considerar:

La Pantalla y tamaño del teclado son algo importante, por supuesto. Para algunas personas, un iPad actual con un teclado estándar llega a ser demasiado pequeño e incómodo. Pero el iPad Pro eliminará esa objeción.

Tomando en cuenta las iPads existentes, hay una diferencia entre lo que pueden hacer en la teoría y lo que hacen en la práctica en manos de un profesional. En teoría, se puede hacer casi cualquier cosa en un iPad. Edición de vídeo, mezcla de audio, edición de fotos y diseño todos tienen aplicaciones iOS competentes.

En la práctica, sin embargo, la pequeña pantalla y potencia de procesamiento limitada de un iPad estándar significa que, mientras que usted puede hacer cualquiera de estas cosas, y un profesional puede utilizar uno para hacer un poco de cada uno en el campo, cualquier trabajo serio termina haciéndose en un Mac. El iPad es un dispositivo complementario, allí para ayudar cuando sea necesario.

Pero el A9X en el iPad Pro parece ser un procesador equivalente al de una computadora seria. Apple dice que “su arquitectura de 64 bits está a la altura de uno de escritorio, que le da al iPad Pro el poder de tomar fácilmente las tareas que antes estaban reservadas para estaciones de trabajo y PCs” Esta es una afirmación de Marketing, por supuesto, pero la compañía respalda la afirmación de que los usuarios podrán editar hasta tres películas en 4K simultáneamente y que AutoCAD 360 se podrá usar a 60 cuadros por segundo.

De cualquier forma que se mire, eso es potencia de procesamiento serio. Tendremos que esperar las pruebas de BenchMark y comparativas reales para conocer la verdad, pero al menos en teoría, el iPad Pro parece estar entrando en el territorio de las MacBook. Así que podría ser una alternativa viable?… el tiempo lo dirá, y cada vez pasa más deprisa.

@MemoMoreno

Dejar una respuesta