El gigante finlandés de las telecomunicaciones, Nokia, se está asociando con la NASA para garantizar que la nueva ola de astronautas lunares pueda acceder a internet en tiempo real.

La compañía finlandesa acaba de dar a conocer su más robusto proyecto con un financiamiento de varios millones de dólares por parte de la NASA con el objetivo de construir una red de telefonía celular 4G en la luna.

El anuncio, según este informe, se produce como parte de una serie de contratos de 370 millones de dólares emitidos ayer, mientras la NASA avanza hacia un regreso a la Luna en 2024, y se espera que la primera tripulación de las misiones Artemis incluya al menos una mujer.

El contrato se ha adjudicado a la filial de Nokia con base en EU, pero se basará en la experiencia de toda la empresa. “El sistema podría admitir comunicaciones de la superficie lunar a mayores distancias, mayores velocidades y proporcionar más confiabilidad que los estándares actuales”, dijo la NASA en un comunicado.

La red 4G sería utilizada por astronautas, vehículos y como punto de apoyo para cualquier base lunar permanente futura: «Con la financiación de la NASA, Nokia estudiará cómo se podría modificar la tecnología terrestre para que el entorno lunar admita comunicaciones fiables y de alta velocidad», añade. Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la NASA.

Durante las misiones Apolo originales de 1969-1972, los ingenieros dependían completamente de la comunicación por radio a través de una red de transmisores, estaciones base en la Tierra, esta vez será distinto.

Según explicó Nokia en un comunicado, la red móvil proporcionará capacidades de comunicación críticas para muchas aplicaciones de transmisión de datos, incluidas funciones vitales de comando y control, control remoto de vehículos lunares, navegación en tiempo real y transmisión de vídeo de alta definición.

La red LTE -tecnología intermedia entre el 4G y el 5G- permitirá la conectividad inalámbrica para cualquier actividad que los astronautas necesiten realizar, entre ellas la comunicación por voz y vídeo, el intercambio de datos de telemetría y biométrica y el despliegue y control de cargas útiles robóticas y de sensores.

La red móvil lunar de Nokia constará de una estación base LTE, equipos de usuario LTE, antenas de radiofrecuencia y software de control de operaciones y mantenimiento de alta fiabilidad.

Según Nokia, la red ha sido especialmente diseñada para soportar las duras condiciones del lanzamiento y el aterrizaje lunar y para operar en las condiciones extremas del espacio, además de cumplir las estrictas restricciones de tamaño, peso y potencia exigidas por la NASA.

Este acuerdo entre Nokia y la NASA forma parte del llamado programa Artemis, cuyo objetivo es establecer operaciones sostenibles en la Luna para finales de esta década, como fase previa antes de lanzar el gran proyecto que tiene el ser humano y es la futura expedición a Marte y probablemente su colonización.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here