LG presentó su próxima apuesta por la gama alta con varias características que lo hacen destacar entre sus rivales. 

La marca surcoreana no parece estar dispuesta aún a lanzar pantallas curvas en sus terminales, lo que sí está dispuesta es a hacer un terminal, al menos sobre el papel, bastante redondo y capaz de contentar a casi todos.

 
En una presentación doble hoy en Seúl y Nueva York, hoy LG ha presentado el LG V10 que viene con algunas novedades que lo hacen destacar por encima las docenas de nuevos smartphones cada mes.

Pero sin entrar en lo que lo hace destacar: un Snapdragon 808, 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento a los que se añade soporte de hasta 2TB por microSD, además de una cámara que esperemos sea de calidad similar o superior a la del LG G4 que ya era de calidad superior. A nivel de batería, 3000mAh e intercambiable, con tecnología de carga rápida. 

Tanto la batería intercambiable como la microSD son dos opciones que están desapareciendo en la gama alta, y es agradecido ver a LG seguir apostando por ello. — Todo bien con costes: un acabado no-metálico —aunque sí tiene acero en su marco— y sin resistencia al agua.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here