Llevamos meses oyendo del concepto T-Pod, un coche autónomo que desafía cualquier diseño futurista de coches eléctricos presentados hasta ahora y eso incluye los últimos modelos de la marca Tesla.

Durante el Detroit Auto Show 2018, la empresa sueca Einride, presenta oficialmente su concepto en movilidad llamado T-Pod, de hecho, el fabricante de automóviles eléctricos no podría estar más alejado de los pensamientos de los primeros asistentes  caminando por el piso a juzgar por las publicaciones en las redes sociales. Hay tanta innovación automática y ojos dulces en exhibición que realmente no hay ninguna razón para pensar en Elon Musk y el Semi Truck.

La compañía sueca que le da nombre al vehículo de transporte ha creado un prototipo se conforma como un solo bloque, es decir, el espacio para la cabina está integrado en el chasis y sustituye el habitáculo con asientos por un ordenador capaz de conducir el vehículo por sí mismo. Sin embargo, también dispone de un sistema de control remoto en caso de variar una ruta o simplemente realizar una maniobra complicada.

Además, utiliza un motor eléctrico 200 kWh y una batería que le permite recorrer unos 200 km antes de repostar. Su primer viaje será en 2020 entre las ciudades suecas de Gothenburg and Heisingborg, un trayecto en el que se pondrán estaciones eléctricas para cargar estas máquinas.

Einride cree que para 2035, el 20% de los transportes en las carreteras de Suecia se realizarán a través de T-Pods.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here