ARM, empresa británica, ha enviado un memorándum a todos sus empleados en el que les insta a detener todas las operaciones que estén realizando actualmente con Huaweiademás de sus subsidiarias, para así poder cumplir con la reciente restricción comercial de Estados Unidos, según informa la BBC.

En ese memorándum, la compañía afirma que sus diseños contienen tecnología de origen estadounidense, por lo tanto se ven afectados por la restricción del gobierno americano. Según afirman diferente analistas con los que se ha puesto en contacto la BBC, esta decisión es más importante aun que haberse quedado sin acceso los servicios de Google, ya que la mayoría de sus procesadores, incluidos la gama Kirin que se cuenta en todos sus smartphones, están construidos con arquitectura ARM, por la que paga una licencia.

Cabe señalar que ARM es actualmente la empresa tecnológica más grande el Reino Unido hasta que fue adquirida por Softbank en 2016. Actualmente tiene más de 6.000 empleados y dispone de 8 oficinas en Estados Unidos.

Los procesadores Exymos de Samsung, los Snapdragon de Qualcomm, la serie A de Apple e incluso los Kirin de Huawei hacen uso de estas licencias en sus procesadores. Si tenemos en cuenta que no puede utilizar la tecnología de ARM, que tampoco puede comprar sus procesadores a Qualcomm y que probablemente tampoco podrá comprarlos a MediaTek (que también utiliza tecnología ARM), el futuro de los smartphones para Huawei se complica muchísimo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here