Por: MemoMoreno

Hoy es el décimo aniversario del iPhone, que salió a la venta el 29 de junio de 2007 cuando Steve Jobs lo describió como “un producto revolucionario que cambiará todo”, anunciando que Apple lanzaría tres productos: un iPod de pantalla ancha con controles táctiles, un teléfono móvil y un revolucionario dispositivo de comunicaciones por Internet antes de revelar que era un solo dispositivo , llamado el iPhone…

Steve dijo que el iPhone era más inteligente y fácil de usar que los smartphones existentes, que tenían pantallas más pequeñas, teclados de hardware y cuyas pantallas táctiles requerían un lápiz.

El trabajo había comenzado en el iPhone tres años antes, en 2004, bajo el nombre clave de “Proyecto Púrpura”. Steve Jobs reveló durante una entrevista con D8 que la compañía realmente empezó a trabajar en el iPad primero, pero cuando vio una demo temprana de desplazamiento multitáctil e intertidial, de repente se dio cuenta de que podía usar la tecnología para construir un teléfono.

Un teléfono era una prioridad mucho más alta que una tableta ya que la compañía ya había identificado los teléfonos inteligentes como el producto más propensos a comerse las ventas de iPod.

Scott Forstall, quien encabezó el equipo de software del iPhone, habló en el Computer History Museum en Mountain View, California. Él y algunos de los primeros ingenieros hablaron de lo que era trabajar en un proyecto con tal secreto.

Tony Fadell y Greg Christie dieron más antecedentes al Wall Street Journal, hablando de probar 30-40 maneras diferentes de usar la rueda del iPod antes de renunciar a eso, e intentar innumerables diseños de interfaz de usuario antes de que Steve finalmente les diera un par de semanas para crear uno que le gustara o les quitaría el proyecto.

También hemos visto el lanzamiento de un nuevo libro, The One Device, cuyo subtítulo es “la historia secreta del iPhone.” El libro afirma que el vicepresidente de Apple Phil Schiller insistió en que el iPhone necesitaba un teclado físico (una afirmación que ahora niegan Schiller y Fadell).

Los primeros cuatro revisores que se les dio la oportunidad de probar el iPhone recientemente se reunieron en CBS para recordar sobre esa experiencia. No fue una decisión totalmente positiva, como recuerda Walt Mossberg.

Pero la conclusión de su revisión conjunta con Katherine Boehret fue positiva.

“Nuestro veredicto es que, a pesar de algunos defectos y omisiones de características, el iPhone es, en equilibrio, una computadora de mano hermosa y revolucionaria. Su software, especialmente, establece una nueva barrera para la industria de teléfonos inteligentes, y su interfaz táctil usando solo el dedo, que hace a un lado el lápiz óptico y la mayoría de los botones, funciona bien, aunque a veces agrega pasos a funciones comunes.”

Pero también el iPhone tuvo sus detractores, donde el inolvidable fué Steve Ballmer.

Sin olvidar la reseña del fundador del Blog 9to5Mac (fuente de esta nota) Seth Weintraub para el Telegraph.

Yo no sólo quería un iPhone, sino que necesitaba uno […] de Apple afirma que su teléfono revolucionará el mercado de la telefonía móvil con una interfaz innovadora, un diseño fácil de usar y funciones superiores. Pero, ¿vale la pena el ruido? En las primeras impresiones, sí, pero con algunas excepciones.

La interfaz del iPhone por sí sola va más allá del ámbito de lo que yo creía posible de un pequeño dispositivo portátil. ¿Viene del futuro, esta revolucionaria computadora de bolsillo que hará que los extraños pidan tímidamente: “¿Podría ver?” Casi se siente así.
Steve, sin embargo, lo hizo completamente bien: el iPhone realmente demostró ser un producto revolucionario, y cambió todo.

¿Cuáles son las historias de tu iPhone? ¿Cuál fue el primero que tuviste y qué te trajo a bordo? Comparte tus experiencias en los comentarios.

Dejar una respuesta