Telegram para iOS, desapareció de la App Store durante varias horas la semana pasada sin una explicación antes de que el CEO del servicio culpara al problema de que Apple tirara de la aplicación debido a que aparecía un “contenido inapropiado” en la aplicación.

Pero ya tenemos una respuesta, pues de acuerdo al sitio 9to5MAC un correo electrónico compartido que incluye una respuesta de Phil Schiller (que administra App Store) indica que Telegram fue retirado abruptamente cuando Apple supo que la aplicación estaba sirviendo pornografía infantil a los usuarios.

En el correo electrónico, Schiller adopta una postura admirable y firme al no permitir que se distribuya contenido tan vil como la pornografía infantil a través de la App Store:

“Las aplicaciones de Telegram fueron retiradas de la tienda de aplicaciones porque el equipo de la tienda de aplicaciones fue alertado sobre contenido ilegal, específicamente pornografía infantil, en las aplicaciones. Después de verificar la existencia del contenido ilegal, el equipo eliminó las aplicaciones de la tienda, alertó al desarrollador y notificó a las autoridades correspondientes, incluido el NCMEC (Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados).”

La respuesta también explica a qué se refirió el CEO de Telegram, Pavel Durov, al responder a un usuario la semana pasada, que preguntó por qué se extrajo la aplicación:

Fuimos alertados por Apple de que el contenido inapropiado estaba disponible para nuestros usuarios y ambas aplicaciones fueron retiradas de la App Store. Una vez que tengamos protecciones, esperamos que las aplicaciones vuelvan a la App Store.

De forma similar al iMessage de Apple, Telegram ofrece una función de mensajería segura que se basa en el cifrado de extremo a extremo para proteger la privacidad de los mensajes enviados entre los usuarios. Esto significa que es probable que el contenido ilegal no sea simplemente un medio compartido entre los usuarios, sino también un contenido más probable atendido por un complemento de terceros utilizado por Telegram.

A las pocas horas de la extracción de Telegram, la aplicación de mensajería segura regresó a la tienda de aplicaciones con arreglos para evitar que el contenido ilegal se sirviera a los usuarios.

Puedes leer el correo electrónico completo a continuación:

Las aplicaciones de Telegram fueron retiradas de la tienda de aplicaciones porque el equipo de la tienda de aplicaciones fue alertado sobre contenido ilegal, específicamente pornografía infantil, en las aplicaciones. Después de verificar la existencia del contenido ilegal, el equipo eliminó las aplicaciones de la tienda, alertó al desarrollador y notificó a las autoridades correspondientes, incluido el NCMEC (Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados).

El equipo de App Store trabajó con el desarrollador para que eliminara este contenido ilegal de las aplicaciones y prohibiera a los usuarios que publicaron este horrible contenido. Solo después de que se verificó que el desarrollador había tomado estas medidas y puesto en marcha más controles para evitar que esta actividad ilegal vuelva a suceder, estas aplicaciones se restablecieron en la tienda de aplicaciones.

Nunca permitiremos que las aplicaciones distribuyan contenido ilegal en la App Store y tomaremos medidas rápidas cada vez que descubramos dicha actividad. Sobre todo, tenemos tolerancia cero para cualquier actividad que ponga a los niños en riesgo: la pornografía infantil está en la parte superior de la lista de lo que nunca debe ocurrir. Es malvado, ilegal e inmoral.

Espero que aprecien la importancia de nuestras acciones para no distribuir aplicaciones en la App Store mientras contengan contenido ilegal y para tomar medidas rápidas contra cualquiera y cualquier aplicación involucrada en contenido que ponga a los niños en riesgo.

Si bien es terriblemente desafortunado que tal maldad exista en el mundo y haya logrado introducirse en una aplicación de iOS, es reconfortante saber que Apple no dudará en utilizar sus recursos para evitar que se distribuyan contenidos ilegales cuando sea posible.

Dejar una respuesta