Uno de los grandes inconvenientes que encontramos al salir de viaje es la imposibilidad de lavar la ropa adecuadamente. Si vas a pasar bastantes días fuera de casa y no quieres sobrecargar la maleta, una alternativa interesante y práctica es Nival, una lavadora portátil que cabe en la palma de la mano para que la lleves contigo a cualquier parte.

El dispositivo se trata de un transductor que induce ondas de alta presión a la frecuencia de lavado a mano, generando burbujas de cavitación para agitar un líquido. Esta agitación ejerce una fuerza muy elevada sobre los contaminantes que se adhieren a la ropa, penetrando en las microfibras para separar la suciedad, el aceite, el polvo o las manchas de grasa. 

Para lavar, lo único que hay que hacer es introducir las prendas en un contenedor con agua, enchufar el apartado y sumergirlo en el líquido. Funciona con una pequeña pastilla de detergente que solo tiene 7 mm de espesor. Se disuelven en un minuto y con ayuda de las ondas puede eliminar el 99% de las bacterias en media hora. Además, tiene la ventaja de permite ahorrar el 50% de agua y energía, y el detergente no contiene elementos químicos.

La compañía que ha desarrollado esta lavadora de viaje espera hacer realidad su invento a través del crowdfunding. Ya ha conseguido el 100% de los 20.000 dólares que se ha fijado como objetivo económico, y todavía tiene un mes por delante para conseguir más aportaciones.

Conoce más de NIVAL en su página de InfieGoGo

Dejar una respuesta