El Galaxy Note 7, del que Samsung no se ha pronunciado aún, es el nuevo teléfono que la compañía tiene previsto presentar previsiblemente en agosto. En concreto, el día 2 según los últimos rumores. Se trata de un «smartphone» en formato «phablet»con unas 5.7 pulgadas de pantalla SuperAmoled, con una resolución QHD (1.440 x 2.560), 6GB de RAM (algo que hasta ahora la compañía no había hecho), procesador Snapdragon 823 y 3.600 mAh de batería.

Según las imágenes publicadas, y como ya se había rumoreado, el teléfono saldrá a la venta en tres colores: Black Onyx, Silver Titanium y Blue Coral. Igualmente, parece que será un modelo curvo, como el Galaxy S7 Edge, pues se aprecia la doble curvatura en los laterales de la pantalla. También llevará una cámara principal de 12 Mpx y una frontal de 5Mpx.

En cuanto a su capacidad, poco se sabe. Según los rumores, al menos habrá una versión de 64 GB de memoria, ampliable con microSD.

Esperemos que Samsung dé a conocer muy pronto los detalles del Galaxy Note 7 para poder confirmar todas estas filtraciones y otra aún más novedosa si cabe: un escáner de iris para desbloquear la pantalla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here