Después más de 3 años de espera, Apple renovó el Apple TV por completo tanto su funcionamiento como el sistema operativo que lo gestionaba. Con el lanzamiento de la cuarta generación, Apple dotó a este set-top box de un sistema operativo propio, muy similar a iOS, con el que los usuarios pueden instalar aplicaciones y juegos como si de un iPhone, iPad o iPod touch se tratará. Los chicos de Cupertino continuaron vendiendo el modelo anterior, como modelo de entrada a este dispositivo, pero con el tiempo se ha dado cuenta que las diferencias son tan grandes que no merece la pena seguir vendiéndolo.

Hay que tener en cuenta que el Apple TV de tercera generación no dispone de tienda propia y la única opción para poder consumir contenido a través del dispositivo es a base de suscripciones, que generalmente sólo están disponibles en Estados Unidos.

Apple ha notificado mediante un correo interno a los empleados el fin de la comercialización de este dispositivo, aunque en los últimas meses ya estaba comenzando a ser una tarea algo complicada poder encontrarlo, tanto en las tiendas físicas como online. De esta forma, Apple se asegura que cualquier persona que esté interesada en un Apple TV, se centre únicamente en los nuevos modelos de cuarta generación que nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades en comparación con el modelo de tercera generación.


 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here