Desde Canonical han informado que están trabajando en un acuerdo con Microsoft para que sea posible ejecutar Ubuntu dentro de Windows 10, pero de una forma mucho más completa y sofisticada que la usada actualmente ejecutando Bash dentro del sistema operativo de Microsoft.

No se trataría de tener una máquina virtual y sí de una parte integrada dentro de Windows 10 para que sea posible ejecutar los dos sistemas operativos de forma simultanea, algo que han conseguido trabajando en equipo para que no haya ningún problema de acceso simultaneo a los mismos recursos desde diferentes sistemas.

Aunque aún no han dado detalles sobre cómo será realizada esta integración, las fuentes de Canonical que han divulgado la noticia indican que Ubuntu tiene que trabajar con bibliotecas nativas específicas de Windows, por lo que se trataría de una versión alterada del Ubuntu que conocemos.

El objetivo es ofrecer a los desarrolladores herramientas para que puedan crear programas para Ubuntu usando la plataforma Windows. No pretenden acercar esta integración al público en general y sí a los usuarios programadores que estén interesados en crear y probar sus trabajos sin tener que estar cambiando de sistema operativo.

Dejar una respuesta