Apenas quince días después de que Apple consiguiera una licencia en California para probar sus coches autónomos, ahora es su principal rival, Samsung le sigue los pasos en su tierra natal.

El vehículo en cuestión que se va a emplear es un Hyundai modificado con todos los sensores y cámaras necesarios para circular sin conductor. Resulta curiosa la elección de este fabricante, en tanto que Hyundai resulta ser el primer fabricante que obtuvo permiso para testar sus coches autónomos en esa nación, hace ya más de un año, en febrero de 2016.

En total, el gobierno coreano ha emitido más de 20 licencias para probar distintas tecnologías de autoconducción y aprendizaje profundo en sus carreteras. Con ello, Corea del Sur planea hacer la competencia frontal a California, región donde tienen su epicentro de desarrollo en conducción autónomo compañías como Volkswagen, Mercedes Benz, Google (ahora reconvertida en Waymo), Tesla, Bosch, General Motors o Nissan; así como otras firmas puramente tecnológicas como Nvidia, Apple o Baidu.

Dejar una respuesta