El año pasado, en Computex, Intel presentó su primera CPU de 10 núcleos para consumidores, el movimiento de la compañía en el mundo de un “megatasking”. Era un chip costoso, lanzado a alrededor de $ 1,700 usd, pero satisfizo a los usuarios que necesitaban hacer malabares con varias tareas intensivas a la vez. Ahora, Intel está aumentando la apuesta con una nueva familia de procesadores para los entusiastas, la serie Core X, y está anclada en la primera CPU de 18 núcleos de la compañía, la i9-7980XE.

Con un precio de $ 1,999, el 7980XE claramente no es un chip que verá en un escritorio promedio. En su lugar, es más una declaración de Intel. Supera la CPU Threadripper de 16 núcleos de AMD, que debía ser el procesador de consumo más potente de la compañía para el 2017. Y le da a Intel otra forma de satisfacer las demandas de los usuarios con mucha energía que quieren hacer cosas como jugar en 4K mientras los transmite en HD sobre Twitch y de paso, darle un codazo a su archirival AMD. Y, como si su recuento de núcleos masivos no fuera suficiente, el i9-7980XE es también el primer chip de consumo de Intel que se apila en el valor de un teraflop de poder de cálculo.

Todos los chips i9 cuentan con velocidades de reloj base de 3,3 GHz, alcanzando velocidades de doble núcleo de hasta 4.3 GHz con Turbo Boost 2.0 y 4.5GHz con Turbo Boost 3.0. Y hablando de Turbo Boost 3.0, su desempeño también se ha mejorado en los nuevos chips Extreme Edition para aumentar tanto las velocidades de un solo núcleo como las de doble núcleo. Los modelos de cuatro núcleos i5-7640X e i7 en modelos de 4, 6 y 8 núcleos completan la familia de la Serie X.

En los últimos años, los chips de portátiles de Intel han sido mucho más interesantes que sus CPU de escritorio. En parte, eso se debe a que el aumento de máquinas ultraportátiles y convertibles ha cambiado su enfoque de entregar la mayor potencia de cómputo posible, ofreciendo una cantidad razonable de poder de procesamiento de manera eficiente. Los nuevos procesadores Core i9 X-series podrían no ser factibles para la mayoría de los consumidores, pero para los geeks de hardware que tratan sus plataformas como hot rods, son un sueño hecho realidad.

Dejar una respuesta